“Hoy mi vida es diferente, comprendo muchas cosas que las tenía frente a mi nariz, pero que por estar cegada a un “amor” hacia alguien, no podía ver, he vuelto a encontrarme conmigo misma, con mis seres queridos, con mis amigos, familia, compañeros de trabajo pero lo principal he encontrado el verdadero amor incondicional, que sin decir una sola palabra, solo con su sonrisa me dice cuánto me ama y ese cariño y amor es el de mi preciada hija que jamás cambiaría ni cambiaré por nada”

“Me ayudó a resolver y a entender los conflictos que me afectaban y a darles solución”

“Me ayudó a encontrar herramientas que utilizaré para resolver asuntos de cualquier índole”

“Fue de gran utilidad. Cuando llegué me sentía mal, todo giraba a base de lo mismo. Ahora sé controlarlo y que gire todo mejor”

“Fue un acompañamiento para ir detectando y descubriendo los puntos críticos, las fortalezas y los recursos para manejar las situaciones más adecuadamente”

“Fue de mucha calidad y me ayudó mucho para la seguridad y confianza en la calidad de vida”

“Dejé de asistir porque se cumplió el objetivo”

“Me brindó herramientas claras para poder analizar y mejorar las situaciones que me inquietaban”

“Me ayudó a superar, aprender y valorar muchas cosas, muchas que había perdido y encontré también cosas nuevas”

“Son profesionales y ayudan a las personas”

“Se tocaron puntos importantes de mi vida y pudimos sacar temas que nos impactan en la vida cotidiana”

“Yo sí siento mucha mejoría en comparación como entré, realmente mi vida está mucho mejor”